“Encontré en el Instituto un equipo de trabajo que me permite poner en práctica todo lo que había soñado” – Dr. Jaime Jiménez

“Encontré en el Instituto un equipo de trabajo que me permite poner en práctica todo lo que había soñado” – Dr. Jaime Jiménez

Jaime Andrés Jiménez, Cirujano Oral y Maxilofacial, lleva 10 años en el Instituto Roosevelt brindándole a nuestros pacientes más razones para sonreír. En el Mes del Niño, reconocemos la labor que el Dr. Jaime Jiménez hace con nuestros pacientes y sus familiares.

 

Dr. Jaime Jiménez llegó al Instituto un 4 de septiembre para unas vacaciones de cirujanos y desde entonces no ha dejado de ir. “Encontré en el Instituto un espacio y un equipo de trabajo que me permitía poner en práctica todo lo que había soñado y por lo que había estudiado: manejo de pacientes con malformaciones craneofaciales”.

 

Hace 10 años el Dr. Jaime Jiménez se encontró con una directiva abierta a nuevos retos y la oportunidad de hacer historia dentro del servicio de cirugía maxilofacial. “Lo otro que encontré es el trabajo en equipo que se vive en el Instituto, aquí veo cómo se puede trabajar entre los diferentes servicios y obtener los mejores resultados en los tratamientos”.

 

El amor en la recuperación de los niños

“El amor lo es todo, es increíble como 4 letras describen tanto”. El Dr. Jaime Jiménez cuenta que desde la primera consulta él habla con los pacientes y sus familias de todo el procedimiento y les explica detalladamente cada paso a seguir.

 

Todo el entorno crece espiritualmente. Nunca se ha tratado de ocultar esa diferencia con la que nuestros niños llegan, sino entenderla y manejar las posibles situaciones que se presentan, aunque resulten incómodas.

 

El Dr. Jaime Jiménez nos explica de manera sencilla qué significa el amor dentro de toda la recuperación de los niños:

 

Alegría

Motivación

Optimismo

Responsabilidad

 

Estas pueden ser algunas de las características que se requiere para amar. Nuestros niños deben tener claro que la alegría la deben tener todos los días, sin importar las diferencias físicas que tengan. La motivación es fundamental, debemos ser motivadores y crear esa motivación interior en ellos. El optimismo es algo que necesitamos siempre, toda esa buena energía que el Doctor transmite, la siente el paciente y el equipo de trabajo. La responsabilidad, de saber y entender lo que se requiere al tener un hijo o un familiar enfermo.

 

“Encontré en el Instituto un equipo de trabajo que me permite poner en práctica todo lo que había soñado” – Dr. Jaime Jiménez

Para recordar

El Dr. Jaime Jiménez nos explica que cada paciente es una historia. La que está a punto de contarnos, es una que no sabe casi nadie, solo su entorno familiar.

 

“Alguna vez pensé en retirarme y no volver a operar niños. Realmente la pasé muy mal, me sentía devastado (se me aguan los ojos solo con recordarlo).

 

Siempre he creído que Dios nos habla siempre y, dos o tres días después de estar en este dilema, entró a consulta un niño. Realmente él no hablaba mucho y difícilmente me saludó. Después de explicarles a los padres los hallazgos, el tratamiento que proponíamos y que lo hacíamos con el equipo de trabajo, se me acerca el niño y me dice ‘pero doctor yo quiero que el que me opere sea usted’, no se imaginan el momento, no me pude contener y se me salieron las lágrimas, ¿de dónde salió ese comentario?

 

Después de eso, aquí sigo. No digo que es fácil, manejamos unas patologías complejas y sabemos los riesgos que esto implica, pero trabajamos dando lo mejor de nosotros y espero que eso se lo pueda hacer sentir siempre a los pacientes y sus familias”.

 

Desde ese momento hasta hoy, el Dr. Jaime Jiménez ha realizado cirugías de malformaciones poco frecuentes. Entre los síndromes que ha manejado están Crouzon, Apert, Pfeiffer, Muenke, Carpenter, Saethre-Chotzen, Moebius, Pierre Robin, Treacher Collins, Goldenhar, entre otros.

 

“Ya hemos tenido la oportunidad de atender varios pacientes del extranjero que vienen para realizarse el tratamiento aquí. Somos uno de los centros de referencia en malformaciones craneofaciales del país y de Latinoamérica”.

 

El Dr. Jaime Jiménez los invita a conocer el Instituto, a que se acerquen y vivan un día con sus pacientes y sus colaboradores y así estar seguros de realizar su donación. “Siempre está el miedo de saber si realmente llegan las donaciones al destino que se planteó, por eso la importancia de que conozcan el Instituto y vean como se invierten sus donaciones. Tenemos las puertas abiertas no solo se trata de dar, sino de sentirse ligado a una obra y ser parte de ella”.

 
Queremos que tú también hagas parte de historias como estas. Ingresa a www.apoyarooseveltcolombia.org y entérate de cómo puedes empezar a donar para que nuestros niños accedan a más especialistas como el Dr. Jaime Jiménez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *